lunes, 5 de noviembre de 2007

Cuanta decencia...

Ay señor, es usté muy decente, y ya casi no hay gente decente"


... me lo dijo hoy una señora después de que la doris frenó abruptamente mientras el camión que iba delante suyo hizo parada para bajar a una señora en una zona en la que evidentemente... no había parada. Cuando Doris frenó, miré al suelo y me encontré con un celular... lo tomé con una mano y...

YO: (con voz juerte juerte) ¿es de alguien este celular? (que wey, porque seguro si era de alguien, el pedo era si esa persona estaba cerca, por lo que reformulo la pregunta en este momento bloggeril donde todo se puede) ¿el propietario o la propietaria de este celular se encuentra en los alrededores con la capacidad de escucharme?

Señora: Ay joven (como apurada) a ver, espéreme. Es el mío.
YO: (con un tono como de incredulidad) Segura segura que es suyo?
Señora: Si joven, ¿como escuchó cuando se me cayó?
YO: ahh no, pos no escuché, nomás lo vi.
Señora: Ay pues es que es mi celular...
YO: A ver, digame que marca es?
Señora: Es de los sony
YO: (chale o esta señora si se domina todas las marcas o le atino o deplano es suyo) Bueno señora, tenga...
Señora: Ay señor, es usté muy decente y ya casi no hay gente así.

Después de eso, volví a tomar de sus brazos a la Doris y seguimos con el viaje a la oficina y mientras recorría el camino, no dejaba de pensar en que quizás esa señora podría haberme chamaqueado y ser una de esas que colaboran pa que no haya decencia en este mundo... pero de algo si estoy seguro... yo hice lo mío.

"puede que sea imposible, pero alguien tiene que empezar, tienes el valor o te vale" jajajajaja...

1 comentario:

aleks dinamo dijo...

Si no hubieras terminado con esa frase... hasta te hubiera felicitado...

jajajajajajaja :D