domingo, 8 de abril de 2007

unas cuantas opservaciones

Disculpe Don Chirrión, no tendrá unos mollos agarraquetalapeteados?"


Pues sí... en contra de todos los pronósticos nacionales, regresamos ilesos del viaje a "La Saladita", incluso el auto de mi carnaval regresó ileso, lo cual es un verdadero hecho bíblico. Y pos ya aprovechando que tocamos el tema de lo bíblico, que les parecería un mensaje para iniciar un viaje en carretera que dijera algo así como "Fíate de dios con todo tu corazón y no te apoyes en tu prudencia"? (si de por sí había chorro de imprudentes, imagínense ahora que tienen un "permiso de imprudencia"). Creo y reflexiono que así como hay personas que se dedican a clausurar los espectaculares "non gratos" por mostrar escenas "juertes" debería de haber otros que clausuraran los anuncios irracionales, como este. Imaginen: A punto de rebasar en curva... ¿rebasas o no? nuestra tradicional forma de pensar diría que no, pero este nuevo "cachito de evangelio" que nos ilumina dice que sí, que confiemos en nuestra fé... Me recordó un mucho de aquel capítulo de los Simpson en que Bart, haciéndose pasar por dios que habla desde el radio, le pide a Todd Flanders que atraviese la pared jejeje... que cagado. Vamos, incluso para un creyente, esto es absurdo.

Bueno... pos Saladita es una playa bastante chida, muy como pa surfers, de hecho todos nos preguntaban si éramos surfers, hasta el punto que nosotros mismos nos preguntábamos si éramos surfers, yo mejor decidí dormir un día entero en hamaca, para que nadie me preguntara eso, sin embargo, dicho suceso representó mi principal ventaja competitiva para ganar el galardón webístico... bien ganado por cierto, ya merecía un descancito así.

La playa está ubicada a pocos kilómetros de Lázaro Cárdenas (el puerto, porque pos ni modo que fuera como punto móvil ¿verdá?) es de acceso no tan fácil, pero ya que uno está ahí y logra entrar sin matar mollos (cabe mencionar que el mollo es una especie de... bueno, es como una... grande... aunque tambien hay chiquitos, son como con tenazas, una más grande que otra, tienen poderes de alucine sensual y parece que por las noches emiten un sonido muy particular, bastante parecido al silencio y pues como su propio nombre lo dice son como mollos, aqui lo importante es no matarlos) es una excelente OBCIÓN para acampar.

Una de las pocas quejas que puedo tener es el precio de la comida, por ejemplo: Sandwich $60 pesos, Papas Fritas (Sabritas style) $40 pesos, COPTEL de camarón $60 pesos (aunque ese si se entiende porque está más cabrón que un coctel), que una gringa que se parece a Hulk Hogan, estando borracha se te aviente encima, no tiene precio (¿verdá carnal?) bueno, la cosa es que hasta algunas horas antes de nuestra llegada, todo estaba relativamente a buen precio, pero la artimaña del mexicano logro sobrepasar a la lógica, hizo que... esperen, ahora todo es más claro, ¡la biblia sirve!... La prudencia se fue al caño porque gracias a dios (su semana de pachanga) llegan vacacionistas que están dispuestos a pagar (o no) los altos precios... diablos, tengo que conseguir uno de esos libros, más que de fé son libros para hacer negocios... vaya lección... y yo que la entiendo apenas ahora...

Espero no haber sido bastante imprudente y si sí, pos ustedes entiendan... me olvide de la prudencia.

4 comentarios:

BëGuMsHuLä!! dijo...

40 pesos unas papas??
es una mentada de madreee!!
pero cuando el hambre aprieta ps ni px aunque sea eso!!

aleks dinamo dijo...

jejejeje
Que sería del mundo sin tus ojos para verlo pinchi Bubu?
Abrazos tugucheros carnal!

adonay dijo...

acerca de la prudencia... fui a san luis con mi hermana, cuñado, sobrina, empezando la travesia empiezan.. "vamos a hacer una oracion" en eso se persinan y me dice mi sobrina, porke no lo haces? y yo mmm mejor me pongo el cinturon de seguridad...

Leunam dijo...

Sin duda para mis próximas vacaciones "Playa La Saladita" será mi mejor obción. Sí, obción...